Tempus Fugit, Javier Ruescas

mayo 13, 2016

Tempus Fugit - Ladrones de almas, de Javier Ruescas
Páginas: 291
Saga: --
Editorial: Alfaguara
PVP: 8.50€

El mundo tal y como lo conocemos ya no existe. Una temible Plaga ha dejado en coma a numerosos adolescentes y la empresa Tempus Fugit se alza como la gran salvadora gracias a sus cabinas de teleporte. En esta situación, las vidas de tres jóvenes se cruzarán sin motivo aparente, pero con un destino común.
Un muchacho de otra época que sólo desea regresar a su mundo, una joven sin pasado y un ladrón de futuros intentarán comprender quiénes son y cuál es su misión antes de que el amor los arrastre y su tiempo se agote.

Anualthon 2016 - Los 25 del 2016


Prácticamente, lo que ha salvado a este libro de caer en mi lista de "libros que no volveré a tocar nunca jamás" es la trama. Pero para que lo entendáis mejor, he decidido que para la primera reseña después de tanto tiempo, voy a hacerlo todo un poco más sencillo.

En resumen: explicaré primero qué aspectos me han gustado, y después cuáles no. Aún así, no quiero que os llevéis una mala imagen de Javier Ruescas si aún no habéis leído sus libros. A mí no me han entusiasmado los que he leído últimamente, pero es un tipo muy majete, aunque eso no sea excusa xD

Nos encontramos con una sociedad que ha sido arrasada por la gran Inundación, que ha matado a prácticamente toda la humanidad. ¿Adivináis por qué ocurre esta Inundación? Ajá, porque los polos se derriten. Podría decirse que este es un libro que hace alusión a lo que pasará en el futuro si seguimos tratando al planeta así...
El caso es que una de los protagonistas, Hanna (de la que luego hablaremos), vive en Nuevomundo (así se llama la sociedad actualmente). Todo el mundo se teletransporta a donde necesite ir gracias a las cabinas de teleporte, creadas por la empresa Tempus Fugit, que se ha convertido en la empresa más rica del mundo por su invención. Pero como tenía que ser, Hanna es diferente. Ella va en bicicleta de un sitio a otro, debido a que su madre murió en uno de los experimentos que hizo Tempus Fugit mientras probaba las cabinas. Hanna se prometió a sí misma que nunca utilizaría una cabina, y así lo hizo. Todo el mundo piensa que es una chica muy extraña, ya que aparte de ir en bicicleta viste con ropas de hace muchos años.
Pero entonces conoce a Pablo, un chico que llega del pasado persiguiendo a un hombre que ha robado la Esencia de su madre. ¿Qué es la Esencia? Podría explicarse como que es lo que harás en tu futuro; por lo que si te robaban la Esencia, perdías tu Futuro y te quedabas inmóvil, incapaz de hacer nada. En Nuevomundo, un grupo de personas se dedicaba a robarlas con un objetivo desconocido...
Y luego está Kleid, un ladrón de Esencias. No hay mucho más que decir de él. Medio humano medio androide. Y ya. 

¿Qué me ha gustado de Tempus Fugit?

La trama, desde luego que no me ha decepcionado. Las ideas siempre tenían un por qué, preguntases lo que preguntases. Además, es una idea muy original, aunque la sinopsis no te haga pensar eso. Hay muchas sorpresas, aunque otras veces te esperes demasiado qué va a pasar. También me ha gustado la importancia que se le han dado a los personajes secundarios, que me han gustado mucho más que los principales.

¿Qué no me ha gustado de Tempus Fugit?

Bien, como habréis supuesto ya, los personajes principales han hecho que quisiera tirar el libro desde un octavo piso. Aunque me gustaría centrarme en cada uno para explicarme mejor.

Kleid. Bueno, este muchacho es el que más me ha gustado de los tres protagonistas, aunque poco se puede decir de él. Tal vez eso es lo mejor.
Kleid es un protovidente, es decir, un ladrón de Esencias, que sabe detectar el momento exacto en el que puede robar la Esencia de alguien. Es mitad humano mitad androide, y no tiene reparos en acabar con una persona si tiene que hacerlo. Kleid no te transmite absolutamente nada a lo largo de la historia; tal vez algo de lástima en una parte en la que explican su historia. Por lo demás, simplemente hace su trabajo, y se echa a temblar cuando hace algo mal y se cree el rey del mundo cuando hace algo bien.

Pablo. Este señor, de más o menos diecisiete años, llega desde el pasado siguiendo a un protovidente que ha robado la Esencia de su madre. Y claro, como es un mundo nuevo para él, no se entera de nada y parece un empanado con todo lo que ve. Pero es que no hay otra forma de expresarlo. Empanadilla, eso es lo que es. Hay veces en los que crees que el pobre padece alzheimer. 

Hanna. Esta mujer se lleva el premio. Es cabezona, controladora y egoísta. Cree que todo lo que hace está bien, y quien se atreva a contradecirla está loco. Intenta dar lástima a los demás, aunque luego diga que es muy fuerte y que ella puede con todo. En fin...

Y ahora... Algo que no deja de verse nunca por la literatura...

¡Instalove! Sí, desgraciadamente, chicos y chicas, el instalove no nos ha abandonado en esta lectura. Pablo llega a la vida de Hanna por extrañas circunstancias, y a los tres días se aman con locura, independientemente de si uno de esos tres días no se han visto ni una hora. Bueno, tal vez amarse con locura sea un término algo exagerado, pero no se aleja de la realidad. Es más, ni siquiera hablan de algo que no sea el plan de Hanna para destruir Tempus Fugit, la vida de Hanna, Hanna, el pasado de Hanna, Hanna y ¡ah, espera! Hanna.

Como podréis haber supuesto (y si no, os lo digo yo ahora), las mejores partes del libro eran las que no tenían diálogos.
¿Que por qué dos estrellas, y no una (o cero)? Porque bueno, como he dicho arriba, la trama no estaba mal, y al final se te hacía rápido de leer (sobre todo cuando intentabas acabarlo antes de asesinar a alguien).

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¿Con qué lectura os ha pasado esto?

2 comentarios:

  1. Solo he leído Pulsaciones de Javier Ruescas y este no lo conocía, pero tampoco es que me llame mucho la atención
    Asi que lo dejo pasar
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  2. A mi me gusto, AMO A kleid, la verdad no se que tanto le veo, pero me parece hermoso. Odie el instalove, juro que me desespera. Hanna no me parecio taaaan egoista pero si medio tonta y Pablo... Bueno, Pablo tenia algo que no me terminaba de cerrar. Por lo otro me ha gustado mucho mucho mucho rl libro, sin llegar a ser ni de cerca uno de mis favoritos

    ResponderEliminar